Coaching Online y en México DF - 10 TIPS PARA SANEAR TUS FINANZAS Factoría de Inspiración

10 TIPS PARA SANEAR TUS FINANZAS

Puntúa esta entrada
(8 votos)

2031-Crisis-business-concept

En muchas ocasiones, menos es más. En el caso de tus finanzas personales, todavía más.

Cuando un problema económico nos acecha, lo primero que nos viene a la mente, es ¿dónde puedo conseguir más dinero? Este es un punto realmente importante. Pero sean cuales sean nuestras cualificaciones, ideas, conocimientos, contactos y, por tanto, oportunidades, hasta que éstas se materializan, lo más importante es acomodar nuestros gastos a la situación real del momento presente.

Todos hemos pasado por dificultades económicas en algún momento de nuestra vida, pero también es verdad que hemos sido de las generaciones más afortunadas en cuanto a prosperidad y riqueza. No estamos acostumbrados a los tiempos duros de tiempos pasados, aquellos que nuestras madres y abuelas nos relataban, a los que prestábamos bastante poca atención, pero que hoy, nos pueden sacar de más de un apuro.

¿Por dónde empezar? Puedes preguntar a tu madre cómo se lo hacía para llegar a fin de mes hace ya mas de unas décadas o quizá estos sencillos consejos te puedan inspirar.

1. Salda tus deudas.

Esta es una sencilla regla: si no tienes, no gastes. ¿Fácil no? Recurrir a créditos personales o a tarjetas de crédito es ponerle las cosas difíciles al futuro, que siempre y por definición es incierto.

¿Y si ya es demasiado tarde? Nunca es demasiado tarde. Elabora un plan de cancelación de deuda. Calcula cuanto suman todas tus deudas. Divide la cantidad de entre 12, 24 y 36. Las cantidades resultantes son lo que tendrás que separar de tus ingresos para ver tu deuda a cero en 12, 24 o 36 meses. No se trata de que te agobies, así que elige la cantidad más alta posible con la que te sentirías cómodo de prescindir cada mes y haz un apartado automático (cheque, transferencia, metálico, etc.) cada mes, nada más cobrar tu paga, y sin excepción para cancelar tu deuda. Los meses pasan inexorablemente, tú decides si llevar la pesada carga de tus deudas indefinidamente o poner fecha a su sentencia de muerte y saborear la verdadera libertad.

2. Ahorra un 10% de tu sueldo

Después de apartar la cantidad mensual para cancelar deudas, o aún mejor si has seguido el punto 1 y ya no las tienes, aparta un 10% de tu sueldo cada mes nada más cobrarlo. Rápidamente te acostumbrarás a no contar con esta cantidad. No te costará nada y la recompensa es fantástica: a final del año tendrás como regalo una paga extra acumulada de más de un salario mensual. Suena bien, ¿eh?. A qué estás esperando.

3. Optimiza tus compras

Para que prescindir de las cantidades para cancelar deudas y conseguir ahorros de una forma más fácil, es posible que tengas que acomodar tus gastos mensuales. Haz una lista de todo lo que compraste el mes pasado. Piensa por un momento si necesitabas todo lo que compraste: un par de zapatos nuevos, ir al concierto del año, tu revista favorita, visitar ese restaurante tan caro, ... Decide de qué cosas no quieres prescindir y desecha las otras. Si has puesto en marcha el paso 2, a final del año tendrás dinero más que suficiente para premiarte con uno de estos caprichos.

4. Otra forma de ir al supermercado

Es bien sabido que lo mejor es ir al supermercado sin hambre. ¿Sabes por qué? El hambre nos hará perder el sentido de la objetividad para intentar saciarnos comprando todo lo que se nos antoje, incluyendo aquello que dañará nuestra salud y, por supuesto, ¡nuestro bolsillo!.

Incluso si no tienes hambre, las empresas comercializadoras llevan años estudiando e invirtiendo millones de dólares en conocer tus hábitos de consumo ¿Cómo ponerle límite a esto? En primer lugar haz una lista de la compra con lo que necesitas. Una vez que todo esto esté en tu carro, sólo entonces podrás decidir si pasar directamente por caja o si darte UN capricho en esta sesión de supermercado. También te recomiendo no ir con la tarjeta de débito y mucho menos con la de crédito. Intenta estimar el dinero que gastarás en lo que necesitas y añade un 10% para algún imprevisto. Te aseguro que te sorprenderá todo lo que puedes ahorrar haciendo la compra de esta manera.

5. Aficiónate a los artículos de segunda mano

¡No! No me refiero a la ropa o a los zapatos, espero que todavía no hayas llegado a eso. Pero hay ciertos artículos con los que te podrás ahorrar del 20% al 50% de su valor por comprarlos usados.

Un coche pierde el 20% de su valor nada más sacarlo del concesionario. Algunos muebles pueden estar en perfecto estado y la urgencia de sus propietarios en quitárselos de encima puede jugar a tu favor. Electrodomésticos con menos de un año, gadgets devueltos a la tienda con menos de un mes y todas las garantías, libros, artículos de decoración, etc. hará crecer tu cuenta de ahorros como la espuma. Es cierto que existe un pequeño riesgo con estos artículos, pero si vas con cuidado y pides garantías, 9 de cada 10 veces habrás hecho un negocio redondo.

6. Gánales la partida a los grandes almacenes

Los grandes almacenes son las máquinas de vender más eficientes que existen. Saben cómo, cuando, dónde y qué contarte para que consigas SU propósito: hacer que sus cajas registradoras suenen como música celestial para sus oídos cada vez que asaltan tu monedero.

No te dejes cautivar por sus cantos de sirena. ¿Cómo? Planifica tus compras. Igual que haces ahora que has leído el tip número 4 cuando vas al supermercado: elabora una lista de las cosas que puedes necesitar a lo largo del año y elige los mejores momentos para hacer tus compras. Por ejemplo, no esperes a que llegue la temporada de verano para revisar tu zapatero, en época de rebajas has limpieza de zapatos y compra los que necesites para el resto del año. Encontrarás verdaderas gangas. Si alguno de tus electrodomésticos está diciéndote a gritos que el fin de su vida útil está por llegar, aprovecha ese día de descuento especial que lanzan las grandes tiendas para ganarles la partida y conseguir un ahorro espectacular.

7. Mantén una única tarjeta de crédito y NO la uses

Bajo ningún concepto. Si sientes la tentación, vuelve a leer el punto número 1. ¿Quieres ver cómo tus deudas crecen hasta convertirse en una carga que cual agujero negro se traga todo tu dinero mes tras mes? Apuesto a que no. Te propongo una alternativa: pon en marcha el punto número 2 y en unos pocos meses podrás darte el capricho que tanto mereces. ¿La diferencia? En lugar de sentirte culpable por haberte endeudado te sentirás con un montón de energía por la gran recompensa a un trabajo bien hecho.

8. Reduce tus necesidades de bienes y servicios

¿Realmente necesitas una conexión a Internet de máxima velocidad? ¿Cuántos de los minutos que contrataste en tu tarifa telefónica desperdicias todos los meses? ¿Cuántos de tus seguros cubren la misma prestación? ¿Seguro que necesitas tu auto para ir a esa cita? 

Tus posesiones te poseen a ti. En realidad nos hacemos esclavos de las cosas que poseemos y no nos damos cuenta del precio de esa esclavitud. Te propongo que en sólo cinco minutos, con lápiz y papel - y no vale decir "ya, si ya lo se, tiene que ser mucho dinero", no hagas pereza y hazlo- suma cuanto te gastas en taxis, en gasolina en desplazamientos no necesarios, en seguros, en tarifas infladas de telefonía, la televisión por cable que casi no ves, ... Entonces te darás cuenta de cuan esclavo eres. Sólo así podrás romper tus cadenas.

9. Lleva un registro de tus gastos mensuales

¡El saber es poder! Al menos en este caso. En línea con lo anterior, si el ejercicio del punto 8 te ha resultado revelador, llevar un registro de gastos mensuales, te dará un dibujo de tu realidad financiera antes de que se te escape de las manos. Habrá meses en los que podrás gastar un poco más, o incluso, si te has animado a seguir estos tips, igual lo que te apetece es ahorrar un poco más. Si es así ¡enhorabuena!, estás en el camino. En cualquier caso, meter la cabeza en el agujero como las avestruces y hacer como si los gastos no estuvieran allí sólo contribuirá a que te encuentres en el abismo financiero en poco tiempo.

10. Date un capricho de vez en cuando

¡Claro que sí! Es la mejor motivación. Si sigues al menos 5 de las 9 ideas anteriores seguro que te lo podrás permitir. Eso mantendrá tu motivación al 100%, tu sensación de control y tu nivel de energía se mantendrán por las nubes. ¡Te lo mereces!

 


Si esto tiene que ver contigo y quieres dar un cambio a tu vida, contacta con nosotros por e-mail a     This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.  o en el teléfono (55) 1253 7284, donde te asesoraremos presonalmente.

O solicita tu primera sesión gratuita aquí

¡Comienza a vivir la vida que quieres!

Leído 11647 veces
Publicado en Finanzas personales

Deja un comentario

Asegúrate de que introdujiste todos los campos requeridos indicados con un asterisco (*).