Coaching Online y en México DF - Displaying items by tag: relaciones Factoría de Inspiración

Sanar viejas heridas para sanar tu relación

 

585570 51444350

 

Cuando "elegimos" una nueva pareja estamos seguros que esa será la relación de nuestra vida y pensamos que durará por siempre. Cuidadosamente examinamos si la pareja elegida cuenta con los atributos, valores, comportamientos, etc. que son tan importantes para nosotros.

Nos hacemos la ilusión de que cumple todos los requisitos. Creemos que hemos elegido conscientemente y con conocimiento de causa. Pero como bien saben los expertos en marketing y publicidad, la realidad es bien distinta: decidimos con el corazón y después justificamos nuestra decisión con la razón.

Nos engañamos a nosotros mismos, pero solamente en una cosa, en cómo tomamos la decisión ya que, independientemente de cual sea el mecanismo decisorio, hay algo bien cierto: elegimos exactamente lo que necesitamos.

Por increíble que parezca, nuestro patrón de elección de pareja tiene a menudo una base originada por la primera relación de referencia con la que tenemos contacto cuando se está formando en nuestro cerebro nuestro patrón del mundo: la relación entre nuestros padres.

En una edad tan temprana, antes de los 8 años de edad, nuestro cerebro es incapaz de razonar acerca de la idoneidad de las vivencias que experimentamos. Simplemente las absorbemos. Años después seremos capaces de analizarlas y catalogarlas como buenas o malas, nutritivas o destructivas, pero a pesar de esto, de nuestro raciocinio posterior, se habrán quedado fijadas en nuestro cerebro como un modelo a seguir.

Los niños suelen sentirse responsables de la felicidad de sus padres. No tienen una comprensión objetiva del mundo y presienten que depende de ellos restaurar el equilibrio de la familia. Como realmente no depende de ellos, nunca lo llegan a conseguir, y se queda en su inconsciente como un asunto pendiente que intentan compensar, sin saberlo, el resto de su vida en una y otra relación fallida. Siguen intentando descubrir cómo sanar su doloroso pasado por medio de las relaciones del presente.

Es como si ese modelo se hubiese quedado como una referencia que solamente opera de forma inconsciente en nosotros y por eso muchas veces pasa desapercibida. Entonces nos encontramos una y otra vez que damos con el mismo prototipo de pareja. Parece que esta es la definitiva, que por fin nos hemos escapado del patrón, pero con el paso de algunos meses, nos damos cuenta de que estamos otra vez en la casilla de salida. ¿Te ha pasado alguna vez?

Como adultos, tendemos a relacionarnos como lo hacían nuestros padres. Si nuestras relaciones de la infancia fueron cariñosas y cooperativas, probablemente recrearemos relaciones cariñosas y cooperativas con nuestros seres queridos. Si por el contrario, en esas relaciones faltó cariño o fueron conflictivas probablemente repetiremos ese mismo tipo de relaciones problemáticas con aquellos que nos rodean.

La pauta que seguimos es, si somos hombres, relacionarnos con nuestras compañeras o esposas de la misma manera que nuestros padres se relacionaron con nuestras madres, o justamente la contraria, o incluso pasando de una forma de relación a otra alternativamente incluso con la misma persona.

En el caso de las mujeres, el comportamiento es el mismo, pero el modelo a seguir suele ser el paterno. O bien copiamos el comportamiento de nuestras madres, o bien lo sobre compensamos yéndonos al otro extremo.

Lo normal cuando se escucha o lee por primera vez esta aseveración es sentir un rechazo automático. Si después de leer estas líneas tu primera reacción es pensar "qué interesante, esto le pasa a mi esposo o a mi esposo, pero no a mi" la sugerencia es que mires un poco más profunda y honestamente a tu propio comportamiento. Sobre todo porque este conocimiento no te servirá de nada cuando detectes el comportamiento patrón de tu pareja, sino cuando reconozcas el tuyo propio, ya que uno no puede hacer nada para que el otro cambie, simplemente podemos cambiarnos a nosotros mismos.

Este nuevo conocimiento acerca de nuestro propio patrón nos dará las claves para sanar. De esta forma seremos capaces de eliminar la necesidad incosciente y primordial que nos acompaña desde niños: el resolver las situaciones conflictivas de nuestros padres.

¿Qué podemos hacer al respecto?

Aunque se trate de un patrón inconsciente, existen ciertas pautas que podemos seguir para salir de este bucle hacia nuestra libertad y hacia relaciones saludables de una vez por todas.

1. Llevar el patrón al nivel consciente.

La única forma es hacer conscientes estos patrones inconscientes. El trabajo de autoobservación y autoreflexión es la única salida de este callejón. A partir de aquí podremos trabajar con este comportamiento autodestructivo.

2. Ser honestos con nosotros mismos.

Ver nuestros propios errores nunca será fácil. Puede ser doloroso reconocer que esto que nos pasa en cierto modo está provocado por nosotros mismos, pero es necesario ser lo más honestos posible para poder comenzar a sanar.

3. No esforzarnos en tener razón.

Nuestro objetivo en este punto debe ser sanar. Para eso, es necesario renunciar a tener razón. Reza un dicho "tienes razón pero vas a la cárcel". La razón nos mantendrá en la cárcel. Podremos acabar con esta relación, pero es seguro que la próxima vez que decidamos volveremos a elegir en función de esta necesidad primordial: solucionar un conflicto que no nos pertenece.

4. Ver esta relación como una oportunidad de romper esta cadena.

Por muy graves que sean nuestros problemas en esta relación, debemos estar agradecidos. Agradecidos porque nos está sirviendo como un marco de referencia para sanar un conflicto interior, nuestro, que estaba allí antes que la pareja y que se mantendrá después si no valoramos esta gran oportunidad que la persona que nos acompaña en la vida en este momento nos está brindando.

5. Decidir de forma consciente cómo comportarnos.

Una vez que hemos detectado el patrón ya sabemos cuál es el comportamiento que queremos cambiar. El siguiente paso es decidir conscientemente y poner en práctica una nueva forma de comportamiento más ecológica y nutritiva para todas las partes.

6. Aceptar que estamos en fase de aprendizaje.

Eso no quiere decir que será fácil, ya que suele ser un patrón tremendamente arraigado e inconsciente. Simplemente debemos felicitarnos por conocerlo y ser permisivos con nosotros mismos en estas primeras fases de cambio. Estamos en fase de aprendizaje y necesitamos repetición para conseguir que el nuevo comportamiento positivo se convierta en un patrón inconsciente. Sólo en ese momento habremos ganado la partida y seremos libres de nuestras cadenas del pasado.

7. Perdonar a nuestros padres.

Y por último, no debemos caer en la tentación de culpar a nuestros padres por habernos inoculado este comportamiento ya que, seguramente, anteriormente también les fue inoculado a ellos. Simplemente tenemos que asumir nuestra responsabilidad para con nosotros mismos y para futuras generaciones de cortar este patrón de comportamiento inconsciente, para siempre.

Siempre existe una alternativa. Si algo parecido está ocurriendo en tu vida, no eres el único o la única, y por supuesto no estás solo. Nosotros podemos ayudarte. Normalmente dejamos que situaciones como esta se nos vayan de las manos, hasta caer en desesperación o peor en depresión. Entonces acudimos aun psicólogo, pero esta no es la solución. Tu vida puede cambiar antes, con la ayuda profesional indicada y en unas pocas semanas. ¿Cómo te sentirías si tus problemas de pareja o de relación con los demás desaparecieran para siempre? Sería fantástico, ¿verdad?. Pues simplemente pídenos información. Te daremos una sesión gratuita, personalizada e individual, que te permitirá detectar tus patrones limitantes y tu autosabotaje. Después podrás decidir si seguir con el proceso o no. Estaremos encantados de ayudarte.

Cambia tu vida ahora. Contacta con nosotros por e-mail a   This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.  o solicita tu primera sesión gratuita aquí.

Y si te gustó este post, no te pierdas ninguno, suscríbete aquí a nuestra newsletter y recibirás únicamente una vez a la semana los mejores post de Factoría de Inspiración. No recibirás spam, ya que no compartiremos tu información con terceros. Además, por suscribirte ahora obtendrás un 10% de descuento en todos nuestros productos y servicios ¡para siempre!.

No esperes más y ¡comienza a vivir la vida que quieres!

El arte de la crítica en la empresa... y en el matrimonio

 

como criticar

 


Critica, pero bien.

Si estás viviendo en tu empresa un descenso de la productividad, un incremento de los retrasos en las entregas, un aumento de las quejas de los clientes, errores en cadena, contratiempos de todo tipo, falta de puntualidad o compromiso del personal, o un éxodo de tus empleados que prefieren irse a otro sitio donde están más contentos, es más que posible que tu problema sea que estás criticando mal.

Los efectos destructivos de un estado de ánimo por los suelos, de unos trabajadores amedrentados o de unos jefes arrogantes (o cualquiera de la muchísimas manifestaciones de un entorno laboral) pueden ser casi imperceptibles a los ojos de quienes no están directamente implicados. Sin embargo, tienen un coste inevitable en los resultados económicos. Y cuando esto se da por demasiado tiempo, puede llevar a las empresas incluso a la quiebra. Y no lo digo yo, son palabras de Daniel Goleman, el mayor experto del mundo en Inteligencia Emocional.

Pero sigamos escuchando a los expertos. Según Shoshona Zuboff, psicólogo de la Facultad de Empresariales de Harvard: "Hubo un largo periodo de dominio directivo de la jerarquía corporativa en el que se recompensaba al jefe manipulador que actuaba como si estuviera luchando en la selva, pero esa rígida jerarquía empezó a desquebrajarse en los años ochenta, debido a la globalización por un lado y a la informática por otro. El luchador de la selva simboliza el pasado de la empresa, el especialista en relaciones interpersonales es el futuro".

Es más que evidente que cuando estamos alterados nuestra atención disminuye, nuestra capacidad de concentración y nuestra memoria se ven resentidas, incluso nuestra capacidad de aprendizaje o la toma de decisiones se ven drásticamente mermadas. El estrés atonta a la gente. Y sin lugar a dudas, una crítica destructiva es uno de los factores de alteración y desmotivación más potentes que se pueden dar, no sólo en la empresa, sino en la vida cotidiana.

La diferencia estriba en que cuando el que me hunde con una opinión es mi amigo, me afecta, por supuesto, pero me siento con el poder de defenderme o al menos de rebatir su crítica. Pero cuando se trata de mi jefe, la cosa cambia. La figura de autoridad, incrementa nuestra percepción de indefensión y disminuye significativamente nuestra sensación de valía. Estos elementos unidos alimentan la incapacidad para decidir generando un estado de shock y de parálisis que retroalimentan nuestra sensación de poca valía e indefensión, creando un círculo vicioso que suele acabar en baja productividad o huida a otro entorno menos hostil.

En este momento, la buena intención implícita pero no explicitada verbalmente de la crítica (dando siempre el beneficio de la duda a la intención del criticador), que suele ser servir de incentivo, de motivador para conseguir un mejor desempeño o un mejor resultado, se convierte en exactamente lo contrario: un ahuyentador del talento.

De la misma forma que sucede en un matrimonio, los ataques verbales que personalizan los comportamientos y elecciones del otro son la causa principal de rechazo y alejamiento de la relación ya sea marital o laboral. El criticado se pone a la defensiva, pone mil y una excusas o elude su responsabilidad. Acto seguido comienza a esquivar al criticador intentando tener el mínimo contacto con él. Esto suele acabar en la finalización de la relación laboral o su equivalente matrimonial, en divorcio.

Por el contrario, todos hemos experimentado cómo el estar en sintonía con los sentimientos de las personas con las que tratamos, ya sean jefes, colaboradores, subordinados o clientes, ser capaces de manejar las diferencias de opinión de una forma constructiva nos lleva a una sensación de flujo, de satisfacción interior, de trabajo bien hecho y, por consiguiente, de mayor sensación de capacidad y motivación para emprender con éxito la próxima tarea. Y en esto consiste saber liderar, en dominar el arte de promover que la gente colabore para alcanzar un objetivo común.

Sin embargo, la crítica es fundamental para el buen funcionamiento de las organizaciones. Tanto la empresa como el matrimonio son sistemas: la forma de actuar de un individuo perteneciente al sistema, afecta al buen funcionamiento del sistema en su totalidad. El intercambio de información permite a los individuos saber si el trabajo se está llevando a cabo hacia el objetivo indicado o si por el contrario se está alejando de él y necesita ajustes o mejoras o un cambio total de dirección. Si nadie comunica a la persona qué está haciendo de manera adecuada o errónea, si no sabe cuál es la opinión de sus jefes, compañeros, clientes, etc. no podrá estar seguro de lo que se espera de él y a medio plazo los daños pueden ser irreversibles.

Por este motivo, criticar y orientar puede ser la parte más importante del trabajo de un directivo: dirigir personas. Pero de la misma manera, porque suele ser la más controvertida es la más evitada y aplazada de todas. A nadie le gustan los enfrentamientos. Bueno, es cierto, al menos a casi nadie...

Entonces, ¿cómo se debe criticar?

En primer lugar, una crítica bien planteada debe estar dirigida al comportamiento de la persona y en ningún caso se debe personalizar como un rasgo permanente de personalidad. Es decir, en lugar de decir "eres un descuidado" aludiendo directamente a la identidad: "eres", debemos referirnos al comportamiento concreto "has dejado el grifo abierto y lleva toda la noche desperdiciándose el agua".

Esto es especialmente importante ya que cuando una persona asume un hecho como un defecto de su personalidad, esto lleva implícito que no lo puede cambiar. Es como haberle etiquetado de por vida: "eres un desastre" "eres tímido" "eres impuntual", como una cadena perpetua. Si el individuo se identifica con este rasgo de comportamiento a este nivel, asumirá que es imposible de corregir y automáticamente perderá la esperanza y dejará de intentarlo.

Harry Levinson, psicoanalista consultor empresarial y experto en la materia, da cinco consejos para realizar una crítica constructiva:

1. Concretar

Una persona se desmoraliza si se le dice que está haciendo "algo" mal. Es necesario que tenga toda la información de la forma más concreta posible y mencionar lo que ha hecho bien, lo que ha hecho mal y lo que tiene que hacer para mejorarlo.

2. Ofrecer una solución

La crítica debe apuntar hacia donde reside la solución. En caso contrario el receptor quedará desmotivado, frustrado y desmoralizado. La crítica debe abrir nuevas posibilidades, tiene que percibirse como un aprendizaje o una oportunidad de mejora.

3. Estar presente

Y no sólo por elegancia. Por incómodo que sea, la crítica en privado y a la cara ofrece al criticado un contacto más cálido y personal que fomenta la toma de conciencia y evita la actitud defensiva, posibilitando un marco que le da la oportunidad de responder o pedir alguna aclaración.

4. Ser sensible.

Según Levinson los jefes con baja empatía son los que lanzan las críticas más hirientes y fulminantes. Ponerse en el lugar del otro y el distanciamiento antes de lanzar la crítica, como irse a dar una vuelta para calmar los ánimos o dejar pasar al menos 24 horas, son estrategias válidas para los que aun no han fortalecido su músculo empático. Por otro lado, el profesor recomienda no tomarse personalmente ningún comentario de este tipo de personas, sino fomentar la capacidad de distanciarse y filtrar las palabras para encontrar una oportunidad de aprendizaje en la experiencia: ooohhhhmmmmmm.

Si te gustó este post, no te pierdas ninguno, suscríbete aquí a nuestra newsletter y recibirás únicamente una vez a la semana los mejores post de Factoría de Inspiración. No recibirás spam, ya que no compartiremos tu información con terceros. Además, por suscribirte ahora obtendrás un 10% de descuento en todos nuestros productos ¡para siempre!.

Cambia tu vida ahora. Contacta con nosotros por e-mail a   This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. , en el teléfono (55) 1253 7284 o solicita tu primera sesión gratuita aquí

No esperes más y ¡comienza a vivir la vida que quieres!

Vive la vida que quieres

 

 ¿Te imaginas viviendo por fin la vida que quieres? 

 Mejora tu vida personal: parejahijosconflictos, dificultades financieras, en tu carrera y cualquier otro asunto que quiras superar es posible con el Coaching Online de una vez y desde tu casa.

El Coaching es la técnica más efectiva para ayudarte a superar procesos de cambio y situaciones difíciles.

 

COACHING-ONLINE

¿Qué hacemos?

comohacemos

Te apoyamos en la dificultad

Somos entrenadores personales de vida para héroes cotidianos como tú que quieren superar los retos que la vida les plantea. Utilizamos las mejores técnicas de coachinginteligencia emocionalPNL, Mindfulness y Meditación utilizadas por grandes directivos, deportistas de élite y personas que ya han marcado una diferencia en su vida.

 

Coaching online

  

Descubre qué es lo que bloquea tu vida acompañad@ por un coach sólo para ti, en sesiones privadas y confidenciales que se adaptan a tu ritmo y a tus horarios. Para tu comodidad, puedes tomar estas sesiones por Skype desde donde quiera que estés. Tú decides cómo alcanzar la vida que quieres.

Todo lo que quieres saber sobre el coaching

En este post te ofrecemos respuesta a todo lo que siempre has querido saber sobre el coaching. 

Si tienes alguna pregunta más, puedes plantearnosla escribiendo a This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. . Si lo haces, tendrás una sesión gratis para ti o para quien tu quieras. Pregúntanos.

¿Qué es el coaching?

El coaching es una disciplina que ayuda a las personas a resolver todo tipo de problemas o a mejorar algún aspecto de un área determinada de su vida: personal, profesional, económico, conyugal, social, de comunicación, con personas conflictivas, etc.

¿En qué consiste?

Consiste en seguir un proceso que consta de un número fijo o variable de sesiones en las que el cliente, acompañado por el coach, de forma individual y privada, explora su problema para encontrar alternativas viables para darle solución.

El cliente trabajará con el coach explorando sus patrones de comportamiento, creencias limitantes, autosabotaje, bloqueos, etc, y descubriendo nuevas herramientas personales que le apoyarán para salir de su situación, hasta solucionar el problema.

El coach acompaña y guía al cliente para que él mismo encuentre sus propias soluciones, las que más le sirven a él. Por este motivo es un trabajo a medida, adaptado a la situación, tiempos y modos de cada uno.

¿Es como un psicólogo?

No, la psicología trata patologías como manía, depresión, trastorno bipolar, etc. El coaching trata problemas o situaciones difíciles en las que se encuentran personas psicológicamente sanas.

¿Es como un consultor?

La diferencia entre el coaching y la consultoría es que un consultor te analiza, diagnostica y te da instrucciones precisas de lo que debes hacer. El coach es un guía que en ningún caso ofrece consejos o soluciones. Es el propio cliente el que encuentra las soluciones que más encajan con él mismo.

¿Si es el cliente el que encuentra sus propias soluciones, para qué es necesario un coach?

Es necesario un coach ya que, por sí mismo, el cliente no es capaz de solucionar un problema. Si fuese capaz, ya no tendría el problema.

El coach proporciona un punto de vista más amplio sobre la situación y ayuda al cliente a encontrar sus propios recursos para solucionar esta y cualquier situación que se le presente en el futuro.

Según un estudio realizado por la International Coaching Federation (ICF), el 99% de los encuestados que participaron en un proceso de coaching mostraron su total satisfacción con la experiencia. De hecho, el 96% declaró que lo repetiría en las mismas circunstancias.

¿Cuántas sesiones se necesitan para cumplir el objetivo?

Entre diez y doce sesiones. Esto supone que con sesiones semanales en dos meses una persona puede haber solucionado para siempre su problema. Lo realmente importante no son la cantidad de sesiones, sino la apertura, el grado de profundidad al que quiere llegar y lo decidido que esté a solucionar el problema.

¿Y cómo se trata mi problema?

Usted, con la guía del coach, explorará su problema en profundidad desde un enfoque diferente. Será capaz de encontrar diferentes alternativas para encontrar la solución, eliminará barreras que le bloquean y estará totalmente motivado para conseguirlo.

¿Cómo me daré cuenta de que estoy progresando?

Se dará cuenta desde el primer día. Un buen coach medirá permanentemente su progreso y se adaptará fielmente al cumplimiento de su objetivo en el menor plazo posible.

¿Cuánto tardo en notar los avances del proceso?

Desde el primer momento. En cuanto entre en la dinámica del coaching, su forma de afrontar la vida será completamente diferente. Eso está garantizado.

¿Cuánto duran las sesiones?

Lo normal es una duración de una hora aproximadamente. Este es el tiempo óptimo para que la sesión sea productiva y enfocada al resultado.

¿Cuánto vale?

La media suele estar entre 150 y 250 dólares en el caso del coaching personal. En el ejecutivo pueden duplicarse estas tarifas y en el coaching de equipos cada sesión puede alcanzar los 4000 dólares. En nuestro caso, intentamos que las tarifas sean lo más razonables posibles. Puedes consultarnos enviándonos un correo.

Si quieres saber más contacta con nosotros por e-mail a  This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.  o en el teléfono (55) 1253 7284, donde te asesoraremos presonalmente.

O solicita tu primera sesión gratuita aquí

¡Comienza a vivir la vida que quieres!

 

 

¿Qué es el coaching?

 

Comenzar un proceso de coaching no solamente es útil para crecer personal y profesionalmente, sino que se configura como una de las técnicas más efectivas para superar situaciones difíciles o de cambio y para alcanzar el éxito en proyectos personales y profesionales.

El coaching nació durante el siglo pasado como herramienta para mejorar el rendimiento de las personas. Originariamente se desarrolló con el objetivo de alcanzar la excelencia el mundo del deporte por Sir John Whitmore y Timothy Gallwey. Posteriormente fue adoptado por el mundo empresarial y del desarrollo personal con grandes resultados. Está influido por diferentes disciplinas como la psicología positiva, la psicología humanista, el exitencialismo, además de otras corrientes cuyo propósito consiste en que cada persona alcance su máximo potencial.

Actualmente, se ha convertido en la herramienta que utilizan deportistas de élite, directivos de grandes compañías y personas de éxito en todo el mundo. Esta potente técnica ha demostrado sobradamente su gran efectividad a la hora de clarificar objetivos, alcanzar metas, trazar planes de acción, potenciar la responsabilidad y aumentar la conciencia.

¿Para qué sirve el coaching?

A veces parece increíble que algunas situaciones se puedan superar. Vivimos la mayor parte del tiempo andando por el mismo camino que nos conduce una y otra vez al mismo resultado no deseado. El coaching es la palanca que sirve de apoyo para dar el salto fuera del surco que nos mantiene en el sufrimiento y la insatisfacción. Entre otras muchas aplicaciones, se pueden destacar las siguientes:

  • Elegir o reconducir la carrera profesional
  • Aumentar la inteligencia emocional, es decir, la reacción emocional ante los acontecimientos
  • Mejorar el equilibrio personal / profesional
  • Incrementar la calidad de vida
  • Potenciar la autoestima y la seguridad en uno mismo
  • Encontrar el propósito
  • Minimizar la apatía y la falta de sentido
  • Alcanzar los objetivos personales y profesionales
  • Superar situaciones difíciles como cambios forzados, pérdidas o duelos

 

¿En qué consiste?

Consiste en completar un proceso de ocho a diez sesiones de una hora de duración en las que estarás tú sólo con un coach que te ayudará,personalmente, a definir tus objetivos y cumplirlos con éxito. A diferencia de los cursos, esta modalidad supone un marco seguro y confidencial para que puedas profundizar junto a tu coach hasta donde tú quieras.

El coaching es efectivo en un 95% de los casos, depende sobre todo de tu implicación con el objetivo y de las ganas que tengas de conseguirlo. Puedes leer un artículo con mas información en este link Todo lo que quieres saber sobre el coaching.

Nosotros impartimos sesiones de Coaching Presencial en Madrid y si estás en el DF, en más de 20 ubicaciones (Polanco, Insurgentes, Santa Fe, Reforma, etc.). Allí te encontrarás con tu coach semanalmente por una hora. Aquí puedes checar Dónde estamos.

Si crees que el coaching te puede ayudar, contacta con nosotros por e-mail a This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.  o en el teléfono (55) 1253 7284, donde te asesoraremos presonalmente.

¡Comienza a vivir la vida que quieres!

Solutions que hacemos

Si crees que algo en tu vida podría mejorar, si piensas que te has estancado en algún área o si simplemente las cosas no van como tú esperabas, te acompañamos en tu proceso de alcanzar la vida que realmente quieres.

En Factoría de Inspiración facilitamos que superes el reto al que ahora mismo te estás enfrentando, consigas el cambio que buscas o que eleves tu estándar de vida a un nivel superior. 

Para que lo consigas, ponemos a tu alcance diferentes opciones para que encuentres la que más se adapta a ti:

¿Cuándo fue la última vez que te preguntaste "qué quiero ser"?

¿Te has planteado cómo será tu vida dentro de cinco años?

 

Seguramente estarás en una situación totalmente diferente de la que estás en este momento, pero con certeza habrás llegado a alguna parte. La cuestión es ¿a dónde?

En la vorágine de lo urgente quizá nos parezca una pérdida de tiempo preguntarnos ¿dónde estaré dentro de cinco años?. Y todavía más importante ¿dónde quiero estar?. Lo chistoso del asunto es que si no me planteo dónde quiero estar dentro de cinco años, ¿qué determinará a donde llegaré?. La respuestas son variadas: las circunstancias, las decisiones de otros, la suerte, el destino... pero todas ellas apuntan a un viaje sin rumbo.

Quizá ahora pueda sonar mejor la idea de parar cinco minutos y empezar a plantearte ¿dónde quiero estar dentro de cinco años? ¿Cómo voy a vivir dirante ese tiempo? ¿Qué es importante para mi ahora que lo seguirá siendo en ese momento?

Te propongo un ejercicio muy simple. Cierra los ojos. Acuérdate de ti mismo hace cinco años. ¿Cómo eras?. De cero a diez, ¿qué puntuación te pondrías?, ¿cómo te definirías?. Te propongo completar este ejercicio con lápiz y papel:

Área                     Puntos                       Frase

Físicamente
Mentalmente
Emocionalmente
Atractivo
Relaciones
Ambiente de vida
Socialmente
Espiritualmente
Carrera
Financieramente

Muy bien. Ahora repite el ejercicio con tus valoraciones para tu estado actual. Cuando lo hayas hecho, tómate cinco minutos y escribe en un par de frases lo que ha surgido de esta comparación. Revelador, ¿no?.

Por último, repite el ejercicio con lo que querrías para ti dentro de cinco años si supieras que, por el mero hecho de ponerlo en esta lista, se hará realidad. ¿Cuánto deseas que esto sea tu futuro dentro de cinco años? ¿Estás dispuesto a empezar ahora a elevar tu estándar de vida para que estos cambios se hagan realidad?.

Si la respuesta es sí, quizá quieras saber cuál es la primera herramienta para poner en marcha tu nueva vida: el poder de las decisiones...

 


 

Si esto tiene que ver contigo y quieres dar un cambio a tu vida, contacta con nosotros por e-mail a   This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.  o en el teléfono (55) 1253 7284, donde te asesoraremos presonalmente.

O solicita tu primera sesión gratuita aquí

¡Comienza a vivir la vida que quieres!

Page 1 of 2